El armario de Su Majestad

En junio del año pasado, España fue el foco de atención de los medios internacionales de comunicación: el rey de España Juan Carlos I abdicó a su trono en favor de su hijo, el heredero legítimo Felipe. Tras una magnífica educación y formación recibida, el nuevo rey fue coronado a los 46 años de edad.

felipe

El día de la coronación de Su Majestad, el rey Felipe VI se presentó ante el público en un traje oficial militar del más alto rango. Todas las miradas estaban depositadas en él. Se escuchaba a las señoras susurrar: el nuevo rey es un auténtico aristócrata y además es guapo. ¡Su estatura es de casi dos metros!

Felipe

A pesar de su alto estatus él es un hombre muy humilde, un hombre dedicado a su familia que pasa mucho tiempo con su esposa Letizia y sus dos hijas. Felipe evoca un sentimiento de sinceridad y simpatía para el pueblo. La pareja real no tienen ningún problema en relacionarse con cualquier persona, prefieren prendas de marcas asequibles españolas presentadas como Mango o Adolfo Domínguez y participan activamente en la vida social. Al rey le gusta leer, ir al cine con toda la familia, y por la noche tener una cena agradable con su esposa y amigos. Se interesa por la astronomía. Otra de sus aficiones son los deportes. Le gustan paseos rápidos en coches y motos, le encanta salir a alta mar en vela.

128254

El diseñador Roberto Torreta afirma que el rey de España tiene un gran estilo, tiene una compostura excelente y sabe desenvolverse ante el público, y que la barba le queda mejor que tener un rostro recién afeitado. Su imagen es más moderna. Sin embargo, el diseñador recomienda a don Felipe añadir a su perfecta imagen clásica algunos detalles modernos. Como por ejemplo nudos en las corbatas, pequeños estampados de color y trajes un poco más ceñidos al cuerpo.

431

Don Felipe se viste como un auténtico aristócrata, de conformidad con las normas y reglas de etiqueta. A la hora de vestir prefiere tonalidades gris y azules. Él nunca se pone ropa a juego, siempre están presentes tres tonalidades. Y en la vida cotidiana el rey opta por la ropa más cómoda y sencilla para no destacar de entre la muchedumbre. A los hijos de las familias más conocidas se les enseña desde pequeños a disimular y no mostrar el nivel de los ingresos. Los aristócratas no se reconocen por su apariencia, sino por su forma de comportarse y hablar. ¡Así es el nuevo rey de España!

Mostrar comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

caligarias rabat Swarovski